Nuestro miedo más profundo


¿Se te hace conocido el miedo?

Sentimos miedo, somos humanos y es parte integral de nuestra biología y emocionalidad, el miedo nos puede paralizar, también nos puede llevar a salir corriendo ante una situación en que percibimos riesgo o una situación que nos puede comprometer.


Al leer sobre el miedo en la historia de la humanidad encontramos que nos ayudó a sobrevivir a los grandes depredadores y a correr para cazar el alimento.


Hablar del miedo en los humanos para mi es como hablar del motor en los autos, está ahí por algo y para algo.


¿Qué sucede cuando nos enfrentamos a una situación nueva, retadora y totalmente desconocida?


¿Nos paralizamos?, ¿salimos corriendo?


Particularmente en el mundo de las finanzas nos puede suceder que inicialmente nos paralicemos, y luego, salgamos corriendo pues advertimos un gran riesgo al no contar con información y conocimiento suficientes.


¿Qué hicieron nuestros antepasados para sobreponerse al miedo y avanzar?


Desarrollaron el coraje. Utilizaron una capacidad de los seres humanos: aprender desde la curiosidad.


Esto me recuerda una película de Disney que vi hace algún tiempo: Los Croods.


Luego vienen las distinciones entre Confianza e Ingenuidad y entre Desconfianza y Prudencia que las vemos en la película.


¿Qué quieres hacer con tu miedo? Te comparto uno de los poemas que me resultan inspiradores al percibir el miedo recorriendo mi cuerpo.

Nuestro miedo más profundo


Nuestro miedo más profundo no es no ser capaces. Nuestro miedo más profundo es que somos enormemente poderosos. Es nuestra luz, no nuestra oscuridad lo que más nos asusta. Nos preguntamos, ¿quién soy yo para ser brillante, atractivo, talentoso, fabuloso? De hecho, ¿que NO eres para no serlo? Eres un niño de Dios. El disminuirse no le sirve al mundo. No hay nada de sabiduría en encogerse para que otros no se sientan inseguros cerca de uno. Estamos predestinados a brillar, como los niños lo hacen. Nacimos para manifestar la gloria de Dios que está dentro nuestro. No está solo en algunos de nosotros, está en cada uno. Y cuando dejamos que nuestra luz brille, inconscientemente permitimos que otros hagan lo mismo. Al liberarnos de nuestros propios miedos, nuestra presencia automáticamente libera a otros.


Marianne Williamson

#Emocionesyestadosdeánimo #Finanzas #CompetenciaFinanciera #Coaching #Arriesgar

Posts Destacados
Posts Recientes
Buscar por etiquetas
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic