¿Riesgo o Riesgoso?

19/01/2017

 

Uno de los medios que utilizamos en Coaching Ontológico para facilitar el aprendizaje del Coachee (cliente) son las distinciones. Las distinciones nos ayudan a observar las cosas con una mirada diferente y a reflexionar sobre nuestra forma de actuar.

 

Las distinciones de riesgo y riesgoso nos pueden ayudar a obtener lo que deseamos y minimizar las “dolorosas” consecuencias de tomar una decisión de manera riesgosa.

 

Para contextualizar recurriré a una historia personal.

 

A los 19 años tuve la oportunidad de obtener mi primer auto (con un préstamo familiar), al abrirse esta posibilidad, en mi mente solo imaginaba el momento en que me sentaría frente al volante de mi auto y conduciría rumbo al trabajo y la universidad. Podría vivir muchas aventuras en él, recorrer el mundo y no depender del sistema público de transporte para desplazarme.

 

Desde pequeño me había llamado la atención conducir un auto o un avión, mi padre me dio algunas lecciones de conducción, de vez en cuando aprovechaba para lavar su auto y darme una pequeña vuelta por el vecindario.

 

Cuando llegó el momento de recibir el auto, debía tramitar la licencia de conducción, me dirigí a una escuela, me apresuré a decirle a quien me atendió “Ya se conducir, solo necesito la licencia, ¿cuánto cuesta?”. Con esta actitud recibí un “Le cuesta tanto, debe traer dos fotos, su RH, y asistir a una oficina de tránsito, nosotros lo llamamos y lo llevamos”. Un mes después tenía mi licencia de conducción.

 

Al recibir el auto salté de la alegría, me senté frente al volante y me dirigí a la calle. Un mundo nuevo se abría ante mí. No conocía el lenguaje de la conducción: señales de tránsito, seguros todo riesgo, mantenimiento preventivo, conducción defensiva, por nombrar lo más importante.

 

Las consecuencias no se hicieron esperar, imprudencias, accidentes, abolladuras, gastos en reparaciones y tener que recurrir a nuevos préstamos para cubrir los daños causados a otros vehículos y al mío propio.

 

De esta historia resalto que conducir implica riesgos, situaciones que se pueden presentar y están fuera de nuestro control, la parte riesgosa viene de no conocer el lenguaje de ese nuevo mundo; de haberme tomado el tiempo para conocerlo habría tomado medidas para mitigar dichos riesgos:

  • Educación para conductores (Formación)

  • Lecciones de conducción con un profesional (Mentor)

  • Seguros todo riesgo (Responsabilidad)

Esta es la manera dolorosa y costosa del aprendizaje, aprender a los golpes.

 

Cuando te encaminas a transitar nuevos mundos (Emprendimiento, Pareja, Inversión, etc.), ¿eres riesgoso?

 

Antes de despedirme, aprovecho para un comercial:

 

¿Sabías que, si deseas transitar nuevos mundos, en este caso vivir la experiencia de conducir y a pesar de recibir la educación para conductores (Formación), las lecciones de conducción con un profesional (Mentoring) y adquirir los seguros todo riesgo no logras hacerlo, puedes consultar con un coach para lograr dicho objetivo?

 

© Copyright MarioHCoach

 

Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://www.MarioHCoach.com/

Please reload

Posts Destacados

Ten el coraje de seguir a tu corazón y tu intuición

01/05/2013

1/1
Please reload

Posts Recientes
Please reload

Buscar por etiquetas
Síguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic
  • White LinkedIn Icon
  • w-facebook
  • White YouTube Icon
  • White Instagram Icon
  • Twitter Clean
  • w-googleplus

​© 2017 por Mario Humbolth Coaching & Mentoring.

 

mh@MarioHCoach.com

WhatsApp: +573204987970

Bogotá, Colombia